Cuide sus neumáticos y ellos le cuidarán a usted

¿Qué es lo único que le protege frente a un desagradable "ataque" de gravilla? Tiene razón: sus neumáticos. Y para que los neumáticos le ofrezcan el máximo rendimiento necesitan cuidados y un mantenimiento regular (por ej., cada semana). Pero esto tampoco le ocupará mucho tiempo: a fin de cuentas, sólo son dos y no cuesta nada acceder a ellos. Si inspecciona detenidamente su estado y controla regularmente su presión, no sólo obtendrá un mejor rendimiento y una vida útil más larga, sino que incrementará su seguridad frente a potenciales accidentes graves.

¿Qué es lo único que le protege frente a un desagradable "ataque" de gravilla? Tiene razón: sus neumáticos. Y para que los neumáticos le ofrezcan el máximo rendimiento necesitan cuidados y un mantenimiento regular (por ej., cada semana). Pero esto tampoco le ocupará mucho tiempo: a fin de cuentas, sólo son dos y no cuesta nada acceder a ellos. Si inspecciona detenidamente su estado y controla regularmente su presión, no sólo obtendrá un mejor rendimiento y una vida útil más larga, sino que incrementará su seguridad frente a potenciales accidentes graves. Puede parecer un poco melodramático, pero es la pura verdad. En la guía siguiente le indicamos qué debe inspeccionar y por qué debe hacerlo, pero si tiene alguna duda, consulte con su distribuidor Avon local. Cuando haya adquirido el hábito de efectuar controles regulares, esto apenas le ocupará tiempo, pero podría salvarle la vida (además de ahorrar dinero por desgaste de neumáticos y costes adicionales de combustible). Por eso le rogamos que lea la guía.

¿La presión de los neumáticos es la adecuada?

Mantener las presiones correctas es esencial para su seguridad. No piense nunca: "bueno, seguro que aguantarán". Consulte su manual (o con su distribuidor local Avon) para saber las especificaciones correctas para la velocidad a la que suele conducir y la carga que suele llevar. Controle la presión cuando los neumáticos estén fríos; por ej., cuando haya transcurrido una hora desde que paró la moto. Los manómetros situados en las gasolineras son muy imprecisos. Es mejor que se compre uno digital: no cuestan mucho y los encontrará en la mayoría de las tiendas de accesorios para coches y motos.

Presiones correctas Sus neumáticos se han diseñado para rendir perfectamente a una presión muy específica. Si están correctamente hinchados le ofrecerán un área de apoyo óptima para disponer de una perfecta adherencia y evacuación de agua, además de proporcionarle una buena manejabilidad y comodidad y una larga vida útil.

Presión insuficiente – Un neumático poco hinchado ofrece un área de contacto deficiente, reduce su adherencia y no evacua el agua satisfactoriamente. Y por si esto fuera poco, la carcasa de los neumáticos se ve sometida a esfuerzos y tensiones para los que no fue diseñada y ello agrava el riesgo de accidentes. Además, se incrementa el desgaste de los neumáticos y la moto no podrá rendir plenamente. Nada bueno, en cualquier caso.

Presión excesiva – Un exceso de aire significa un mayor y más rápido desgaste del centro de los neumáticos, y eso seguro que lo notará en su bolsillo. La manejabilidad de la moto también se resentirá, y se incrementará la posibilidad de deterioros en la cubierta y de fisuras en los bloques de la banda de rodamiento. Como puede ver, las consecuencias no son nada agradables.

Utilice sus ojos – Ciertos problemas los puede detectar por sí mismo: grietas, bultos, hendiduras, objetos como clavos y piedras incrustados en la banda de rodamiento, etc. Algunas de estas cosas pueden ser peligrosas. Si detecta cualquier anomalía, deje que la observe un técnico de su distribuidor local Avon, y retire inmediatamente los objetos incrustados en la banda de rodamiento ya que, si no lo hace, pueden penetrar más profundamente y provocar un pinchazo. Y si percibe que la cubierta se ve a través de la goma del neumático, cámbiela inmediatamente: es peligroso, además de ilegal.

Dibujo de la banda de rodamiento. – Aunque la profundidad mínima del dibujo de la banda de rodamiento sea de 1 mm, es aconsejable cambiar los neumáticos antes de que lleguen a desgastarse hasta ese extremo. Si el dibujo de la banda de rodamiento presenta indicios de desgaste desigual, compruebe cuidadosamente las presiones y el alineamiento del chasis de la moto y las horquillas.

Obuses y tapones de las válvulas – La pérdida de presión de los neumáticos puede deberse a veces a que los obuses de las válvulas están mal asentados. Procure apretarlos o, si están desgastados, cámbielos. Y no olvide que los tapones de las válvulas realizan una función: concretamente, proteger del polvo al mecanismo de la válvula; intente no perderlos.

Y otras cosas a las que también debe prestar atención...

Además de inspeccionar regularmente los neumáticos, también le recomendamos que siga los consejos siguientes para mantener sus neumáticos en perfecto estado.

Problemas con ruedas de radios metálicos. – Antes de montar un tubo nuevo y un neumático en las ruedas de radios metálicos, compruebe la banda de la llanta en todo su contorno; si un cabezal de radio presiona sobre ella puede provocar un pinchazo.

Una cuestión de equilibrio – A pesar de aplicarse los programas de calidad más exigente, la mayoría de los neumáticos y ruedas tienen pequeñas descompensaciones de masa que pueden causar vibraciones en manillares y chasis. Al montar neumáticos nuevos, solicite siempre que equilibre las ruedas un montador de neumáticos especializado de Avon.

Las reparaciones... es mejor que las deje para los expertos. Es posible reparar neumáticos desgastados, pero sólo en determinadas partes de ambos lados de la línea central del contorno de la banda de rodamiento; nunca en la pared lateral. Para evitar posibles confusiones peligrosas, lleve siempre sus neumáticos a una reparador cualificado, como su distribuidor local Avon. También es aconsejable que lleve consigo los tubos internos. Además, recuerde que si recambia un neumático tipo tubo, también deberá renovar al mismo tiempo el tubo interno.